Clásicos del amor: una de las primeras colecciones de la Editorial Claridad

Por Florencia Ubertalli, Investigadora de la BNMM

La década del 20 en la Argentina fue testigo de una serie de fenómenos significativos, como la masiva llegada de inmigrantes, la paulatina consolidación de un movimiento obrero organizado y la incorporación de numerosa población al mundo de la cultura letrada. De esa novedad da cuenta, entre otras cosas, la aparición de una plétora de editoriales dedicadas a la publicación de libros baratos y de amplia circulación en espacios transitados por los sectores populares, como las estaciones de trenes y los kioscos de revistas. La Cooperativa Editorial Claridad fue una de ellas. Su mentor fue Antonio Zamora, un inmigrante español y militante del Partido Socialista. Claridad se constituyó como editorial en el año 1924 y llegó a ser una de las más grandes empresas en lo que a edición de libros respecta durante la primera mitad del Siglo XX. Entre su fundación y los años setenta publicó más de un millar de títulos como parte de una estrategia de difusión de la “alta cultura universal” entre los sectores populares. Se trata de un corpus variado de libros que incluyó un crisol de géneros y temas (cuentos, novelas, poesías, textos de divulgación científica, jurídicos, de teoría política, económica, filosófica, etc.), y de autores de muy diversas partes del mundo. El conjunto se encuentra agrupado por colecciones o “bibliotecas”. Por otro lado, la consolidación de la editorial fue contemporánea a la aparición de una publicación de suma importancia en el universo de las izquierdas de ese momento: la revista Claridad, que permaneció vigente hasta la década del 40.

Dentro de sus colecciones, en 1924 apareció Clásicos del amor: una veintena de novelas cortas o antologías de autores reconocidos, en su mayoría europeos. Presumimos que esta colección fue diseñada con el objetivo casi declarado de “ganarle” público lector a la novela rosa o sentimental, muy en boga en ese momento. Asimismo, las obras de esta biblioteca solían impugnar de manera explícita el tipo de sensibilidad y “moral cristiana y burguesa” presentes en este tipo de literatura, manifestando que la disputa en el terreno ideológico que se propuso librar la editorial no se restringió exclusivamente a la lucha de clases en sentido estricto, sino también a otras formas “laterales” de sujeción como la ejercida –por ejemplo- sobre la sexualidad de las mujeres.

Desde la Dirección de Investigaciones de la Biblioteca Nacional se avanzó en la reconstrucción del catálogo exhaustivo de todos los títulos publicados por la editorial Claridad. En el marco de este proyecto, ya se identificaron y describieron más de 800 títulos editados por Claridad que, actualmente, forman parte del acervo de la institución, y se encuentran distribuidos en más de 70 colecciones.